Search

La nostálgica tradición sureña de la salsa de tomate casera

Una tradición italiana muy famosa es la relativa a la preparación de salsa de tomate casera: las recetas se transmiten de generación en generación y es una oportunidad para pasar tiempo con su familia. Para algunos, hacer la salsa es un verdadero ritual: ¡aquí está la receta y algunas curiosidades!

La salsa de tomate casera: una tradición típica del Sur

La salsa de tomate hecha en casa es algo que siempre debe estar presente en la mesa de los italianos: en particular es una tradición muy presente en diferentes regiones de Italia, sobre todo en el Sur. Todos participan en la preparación, la madre, el padre, los abuelos y otros miembros de la familia.

salsa de tomate casera-italiantraditions
Fuente: Tipiko Shop

Para preparar la salsa de tomate casera, una de las cosas más importantes es despertarse al amanecer o incluso antes, para evitar el calor sofocante típico del verano y para poder terminar todas las operaciones en el día. Considera también que antiguamente se utilizaban sólo sistemas a manivela, muy fatigosos y lentos: hasta hoy existen sistemas más modernos y automáticos, aunque varias personas están más a gusto si utilizan los viejos métodos tradicionales, más conocidos por las abuelas, seguros y probados.

Otra cosa que es bueno considerar para la salsa de tomate casera es la calidad de la materia prima: tanto en el pasado como en el día de hoy, sería preferible plantar los tomates en el propio jardín y, en el día elegido para hacer la salsa, recogerlos por la mañana temprano, por lo que tiene un producto fresco y genuino. Alternativamente un consejo siempre válido es comprar tomate orgánico, preferiblemente directamente del agricultor, para garantizar el buen éxito de la salsa.

Una pequeña curiosidad sobre la salsa de tomate casera es que, según la tradición, cada miembro de la familia tiene un papel muy preciso y establecido a priori: hay quien se ocupa de comprar y plantar el tomate, quien de recogerlo, quien de cocinarlo, quién de pasarlo. Cada año, la familia se reúne para lograr un objetivo común: preparar una excelente salsa de tomate para utilizarlo todo el año.

salsa-italiantraditions
Fuente: Vink

Preparación y receta de la salsa casera

Ante todo, es bueno hacer una premisa: cada región italiana, si no cada ciudad, tiene sus propias recetas únicas e inimitables. Hay muchas diferencias entre ellas, y la que te escribiré a continuación es sólo un ejemplo. En efecto, es posible personalizar la receta a voluntad: ¡experimenta alguna variante de la salsa hecha en casa, no te arrepentirás!

Para conservar la salsa necesitarás unos tarros de conserva con las respectivas tapas, por lo tanto, mi consejo es conseguirlos a tiempo y eventualmente esterilizarlos el día antes o la mañana. Para la esterilización es bueno envolver los frascos en un paño de cocina dentro de una olla grande, llenar con agua hasta cubrirlos por completo, poner en el fuego, llevar a hervir y cocer por cerca de una hora.

Ahora que también sabes cómo esterilizar los tarros, aquí están los ingredientes necesarios para preparar 1 litro de una típica salsa de tomate casera:

  • 2 Kg de tomates de diferentes tipos (por ejemplo sammarzano)
  • Unas hojas de albahaca;
  • Sal.

Herramientas para la preparación:

  •  Una olla grande
  •  Pasapurés (preferiblemente con agujeros estrechos)
  •  Tabla de cortar

¿Cómo proceder?

salsa2-italiantraditions
Fuente: I nuovi vespri

En primer lugar, quitar el pecíolo y lavar los tomates cuidadosamente en agua fría para eliminar cualquier residuo de tierra. Cortar los tomates y ponerlos en una olla lo suficientemente grande, cocerlos en el fuego y mezclar de vez en cuando. Tan pronto como se vuelven suaves, eliminarlos del fuego. En este punto tomar el colador, poner algunos cucharones de tomate (incluyendo el jugo liberado a la cocción) y empezar a pasarlo. Finalmente espesar la salsa en el fuego de llama dulce durante unos 20 minutos.

Para completar la salsa de tomate casera, se recomienda dejarla enfriar por un tiempo antes de llenar los tarros. Tan pronto como la salsa esté a la temperatura correcta, verter en los frascos (perfectamente secos) y añadir albahaca, luego cerrar herméticamente. La preparación de la salsa lleva unas 2 horas y media, pero considera que dependiendo de la cantidad de tomate utilizada los tiempos podrían ser mayores.


Por último, considera que el producto puede conservarse en la oscuridad, en un lugar fresco y seco hasta 11 meses. Recuerde también que la salsa se puede utilizar para preparar diferentes platos, como los famosos espaguetis con tomate o pizza.

Foto principal: Cucina Geek

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close