Search

Nocino: uno de los licores italianos más aprecidos

Entre los innumerables licores producidos en Italia, el Nocino es uno del los licores más famosas y apreciadas.

Los orígenes del nocino

Entre los licores italianos encontramos el Nocino, que se obtiene de las cáscaras de nuez puestas en infusión. Se trata de un procedimiento de destilación presente en las costumbres de muchos países europeos que ha dado lugar a bebidas con un intenso sabor a nuez, pero que en Italia cuenta con una tradición mucho más remota. De los antiguos romanos sabemos que los británicos de Pitti solían beber un licor a base de nuez, mientras que, en tiempos relativamente más recientes, parece que en Francia se preparaba un licor de cascarilla de nuez, también llamado “ratafià”. Francia representaría, de hecho, el lugar de origen de esta especialidad, que se extendería en Italia a través de Liguria y luego Emilia Romagna.

Licores italianos con nueces, leyenda y brujería

LicoresItalianos-italiantraditions

Credits: Profumo di Basilico

En Italia, las nueces han sido durante mucho tiempo una fruta envuelta en un halo de leyenda, estando estrechamente ligadas a las brujas y a sus hechizos. Tradicionalmente las nueces se cosechaban en la noche de San Juan – entre el 23 y el 24 de junio – por una mujer especialmente experimentada en la preparación de licores, que subía a los árboles descalza para elegir las mejores nueces y recogerlas sin dañar la piel. En esa noche las plantas y las hojas de los árboles se volvían mágicas. La noche del 31 de octubre, la víspera del Día de Todos los Santos, el Nocino estaba hecho. Las indicaciones prescritas para no utilizar herramientas de hierro durante la recolección de las nueces, en la creencia de que el metal podría comprometer las propiedades de estas plantas.

La antigua receta de uno de los licores más queridos

Como en muchos licores italianos, las recetas para preparar el Nocino son numerosas. Una de las más conocidas es la que prevé la recogida de 19 frutos de cáscara de cada árbol, aún verdes y pequeños, hasta un peso total de un kilogramo, siempre que se obtengan con un número impar de frutos de cáscara. Después de haber sido ligeramente trituradas en un mortero, las nueces se cortan en cuatro partes y se colocan, junto con 1,2 kg de azúcar, en un recipiente de vidrio (sin juntas de goma) con cierre hermético, donde se dejan reposar durante unos dos días. En este punto se añaden el alcohol y los aromas, generalmente clavo de olor, corteza de limón y canela. El siguiente paso es almacenar el preparado en un lugar parcialmente expuesto al sol. Después de un período de 40/60 días, el licor se filtra y, antes de ser embotellado, se mezcla con un conjunto de agua tibia y azúcar. Una vez embotellado, se recomienda dejarlo reposar hasta Navidad.

¡Chin chin!

Main image credits: La Cucina Italiana
Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close