Search

Dulces de los muertos en toda Italia: Lombardía, el pan de los difuntos

Los dulces de los muertos se realizan en toda Italia para conmemorar a los difuntos, el dos de noviembre. Cada región tiene una receta típica, dulce o salada, con características muy diferentes. En todo caso, el objetivo es siempre el mismo, es decir, llevar a la mesa productos típicos sabrosos, para alimentar a las almas de los difuntos, que según la leyenda volvían para hacer una visita a sus parientes. El pan de los difuntos es un dulce típico milanés y de Brianza, realizado con harina, uva y fruta fresca que se prepara dos días antes de su consumo.

Dulces de los muertos en toda Italia: Lombardía, el pan de los difuntos

DulcesDeLosMuertos-italiantraditions

El pan de los difuntos es un dulce típico de Lombardía, conocido en toda Italia, ya que se prepara para celebrar el Día de los Difuntos. La Fiesta del Día de los Muertos sigue al Día de Todos los Santos.Para celebrar este día se preparan dulces en todas las localidades italianas, como los famosos huesos de santo, típicos del Piamonte, o la fruta de Martorana siciliana; dulces con forma de fruta realizados con mazapán.

El pan de los difuntos: historia

El pan de los difuntos nació porque, según las antiguas creencias, se creía que las almas de los difuntos volvían a hacer una visita a sus parientes vivos. Por ello, era costumbre preparar sabrosos y nutritivos platos. El pan de los difuntos es un dulce rico, especiado y con un sabor rústico: un dulce que “sabe a hogar”. Su masa en compacta y húmeda, cada pan pesa unos 100 g y dentro está relleno e fruta fresca. Hasta los inicios del siglo pasado se ofrecía a todos aquellos que participaban en la celebración religiosa típica del periodo en Lombardía y el cantón suizo italiano.

El pan de los difuntos: receta

El pan de los difuntos nació porque, según las antiguas creencias, se creía que las almas de los difuntos volvían a hacer una visita a sus parientes vivos. Por ello, era costumbre preparar sabrosos y nutritivos platos. El pan de los difuntos es un dulce rico, especiado y con un sabor rústico: un dulce que “sabe a hogar”. Su masa en compacta y húmeda, cada pan pesa unos 100 g y dentro está relleno e fruta fresca. Hasta los inicios del siglo pasado se ofrecía a todos aquellos que participaban en la celebración religiosa típica del periodo en Lombardía y el cantón suizo italiano.

El pan de los difuntos: receta

Entre las muchas variedades de pan de los difuntos, os diremos cómo se prepara la más tradicional. Ingredientes:

  • 210ml de claras (alrededor de 6)
  • 300g azúcar
  • 100ml vin santo
  • 500g (en base al gusto) galletas secas, amaretti y savoiardi
  • 50g chocolate amargo
  • 250g harina 00
  • 120g uva y 120g higos
  • 120g almendras
  • Canela, nuez moscada y azúcar glass
  • Una bolsa de levadura para dulces

Para preparar el pan de los difuntos, hay que mezclar las galletas secas y pasárlas a un tarro. Al mismo tiempo se mezclan las almendras y los higos, y se añade a las galletas secas añadiendo azúcar, harina, cacao, especias, claras, uva y levadura. Se mezcla todo bien hasta conseguir una masa homogénea. Se divide el pan en panecillos de 100 g y 1 cm de espesor. Se meten al horno a 180 grados durante 20 minutos y se espolvorea con azúcar glass.

¿Dónde comer el pan de los difuntos?

El pan de los difuntos se puede comprar en toda Italia entre octubre y noviembre. Seguramente lo podrás encontrar en una de las muchas pastelerías lombardas, ya que es un producto típico de esta zona. Una sugerencia es el pan de los difuntos del Horno artesanal Moretti, que trabaja con técnicas tradicionales de esta zona, o la pastelería Bossoni, en Brescia, famosa, entre otras muchas cosas, por su delicioso pan de los difuntos.

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close