Search

Abbacchio, Capitone e Cappone: recetas imperdibles de la Navidad italiana

Tradicionalmente, la Navidad es el momento del año en el que la cocina italiana, de norte a sur, nos presenta algunos de los platos y de las recetas más elaboradas y deliciosas. Se trata de una serie de platos que no pueden faltar durante las comidas y las cenas de todo el periodo. Cada ciudad y cada región tiene su propia especialidad. En Roma triunfa el abbacchio, en Nápoles el capitone y el cappone sobresale en la zona centro-septentrional. En todo caso, los platos de la tradición representan la identidad cultural del lugar de origen y recuerdan a platos muy “nutritivos”.

El abbacchio a la romana

AbbacchioRomana-italiantraditions

En Roma el abbacchio es un sinónimo culinario de Navidad. Este término-que deriva del latín baculum, es decir, bastón, al que se ataban las crías de la cabra, indica tanto el cordero joven como un tipo de carne tierna y sabrosa. La versión más elaborada incluye la cocción de los trozos de carne con salvia, ajo, vino y vinagre. Posteriormente la carne se cubre con agua hervida y se mete en el horno. Para preparar el abbacchio al scottadito, servido con patatas, se hacen a la brasa las costillas con sal y pimienta. También existe una versión frita que, primeramente se bañan en pan rayado y huevo, y luego se fríen en aceite.

El capitone de Nochebuena

Capitone-italiantraditions

Un plato que no puede faltar durante la cena de Nochevieja es el capitone (del latín caput, cabeza), es decir, la hembra de la anguila. El capitone tiene unas dimensiones más grandes que la anguila macho y se puede encontrar tanto en agua salada como en agua dulce. Los orígenes de este plato son muy antiguos. Comer el capitone – cuyo aspecto es muy similar al de la serpiente, símbolo del Mal- coincide con un acto simbólico de buen auspicio que asocia el nacimiento de Cristo con la eliminación del Mal. Según la tradición, el capitone se compra vivo el mismo día de Nochebuena y se cocina al día siguiente, manteniendo su frescura hasta el último momento.

En la tradición culinaria de Nápoles, el capitone se come especialmente frito. En este caso, después de haber limpiado el pescado, se corta y se añade harina de sémola. Después se fríe hasta que coge un color dorado. Si por casualidad sobrase, es posible transformarlo en “capitone alla scapece”, un sistema para conservar el pescado, pero también las verduras, después de haberlo frito. El plato se realiza marinado con aceite, vinagre, ajo y menta.

El cappone

Cappone-italiantraditions

Otra tradición culinaria navideña, difundida en la Italia septentrional y central, es la del cappone. Una tradición gastronómica que se remonta al Medievo, cuando el caldo del cappone se consuma durante las fiestas navideñas y el solsticio de invierno. En Milán, preparar cuatro capponi era una tradición muy fuerte, testimoniada en algunas páginas de la obra I promessi sposi de Alessandro Manzoni: uno para San Ambrosio, otro para Navidad, otro para Nochevieja y otro para la Epifanía.

La receta del cappone relleno incluye el empleo de carne de ternera o salchicha, pan y leche, creando una pasta a la que se añade pimienta, nuez moscada, romero, ajo, salvia y perejil. Una vez relleno, el cappone se cierra con un hilo. Generalmente, junto con el cappone relleno se sirven patatas al horno o verduras cocidas. En muchos casos también se añaden salsas. Para tener un buen auspicio, la tradición manda que el cappone se sirva con granada, uno de los símbolos más antiguos de fertilidad y bienestar.

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close