Search

¿Por qué visitar Alta Valtellina?

Entre las cosas que hacer en Italia una de ellas es hacer una visita a Alta Valtellina. ¿Cuáles son los lugares exactos que no te puedes perder? En esta breve guía, te mostraremos cinco motivos por los que vale la pena organizar un viaje a Alta Valtellina.

  1. Una visita al pequeño centro de Bormio

Uno de los espacios más distintivos de toda la Valtellina es la ciudad de Bormio, pequeño centro urbano muy característico de la zona. Es posible visitarla en unos dos días, aunque si no se dispone de mucho tiempo es posible hacer una visita al Palazzo de Simoni, en la Plaza del Kuèrc, en la central Via Roma.

Alta Valtellina

  1. El tren rojo del Bernina

Desde la ciudad de Bormio se llega fácilmente a otros muchos lugares, como el Paso del Stelvio, Livigno y Valfurva. Aquí los apasionados del trekking podrán recorrer senderos organizados e itinerarios pensados para todos los públicos, incluso para los más pequeños.

Si los largos paseos no son tu fuerte, puedes coger el Bernina Express, un antiguo tren con el que llegar a muchas de las ciudades y pueblos que rodean Valtellina.

  1. Modernidad y vanguardia en Livigno

Livigno es una de las ciudades más conocidas de Alta Valtellina. Se sitúa a 1816 m de altitud y por ellos se considera el centro habitado más alto de toda Europa. Aquí las tiendas abren incluso de noche, al igual que muchos restaurantes y pubs, que ofrecen a sus clientes las delicatessen más típicas de la zona.

En Livigno se pueden alquilar mountain bikes y recorrer numeroso senderos o hacer trekking descubriendo una naturaleza casi virgen.

  1. El Paso del Stelvio

El Paso del Stelvio es la famosa carretera de la Vuelta Ciclista a Italia. La cercanía con los glaciares de Livrio hacen de ella una zona perfecta para practicar el esquñi incluso en los meses de verano. Sin embargo, si no eres un amante del deporte, puedes gozar de un fantástico panorama entre montañas y prados habitados por vacas y cabras.

  1. La cocina tradicional del Alta Valtellina

Otro motivo por el que vale la pena visitar Alta Valtellina es su cocina, basada en la tradición local. Entre los platos más típicos del lugar se encuentral el wurstel o la sopa de col con mostaza. Se trata de una de las especialidades más gustosas del lugar, que gustará tanto a grandes como a pequeños.

Otro plato que no puedes dejar de probar durante tu viaje por Alta Valtellina es el ciervo con polenta. Pero existen otros muchos platos típicos como los sciatt, bolas de queso frito, la breassaola, un embutido muy consumido en esta zona, y los pizzoccheri, un guiso a base de patatas.

Para los amantes del dulce, el broche final a una comida de película es el strudel de manzana y la bisciola de fruta seca.

Solamente satsifaciendo el paladar y el intelecto se podrá decir que se ha viajado y conocido realmente este mágico lugar.

 

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close