Search

Trapani, arte, religión y artesanía

Llamada «ciudad entre dos mares«, al norte con el húmedo Mar Tirreno y al oeste con el Mar Mediterráneo, Trapani surge como una impresionante media luna, una mezcla inusual de arte, artesanía, religión y fatalismo. ¡En sus costas crece una planta que no existe en ningún otro lugar del mundo!

Se trata de la Calendula maritima, insertada hoy en la lista de 50 especies botánicas más amenazadas en el Mediterráneo. Esta hermosa planta fue llamada por los griegos «flor del sol» por el color de suspétalos amarillos y es la protagonista de una leyenda que habla de un amor no correspondido, según la cual una ninfa de nombre Calta, que por su amor por el dios Apolo, dios del sol, solía pasar toda la noche en el campo esperando el primer rayo de sol. Consumida por el amor, Calta enfermó hasta morir y se dice que la caléndula apareció justo en el punto donde la ninfa había pasado sus muchas noches sin dormir. Así como una planta ornamental, la flor se utiliza en medicina por sus propiedades diuréticas, antiinflamatorias, cicatrizantes y depurativas. En la cocina es usada para enriquecer ensaladas y dar sabor a sopas y risottos.

Si estás planeando tus vacaciones en Trapani y buscas los lugares más bellos para ver, un buen restaurante local o incluso un agroturismo dónde alojarte, Italian Traditions te da algunos consejos.

10 COSAS QUE HACER EN TRAPANI

1. GIRAR LAS CALLES DEL CENTRO HISTÓRICO, perfecto ejemplo de estilo barroco siciliano que se parece a una sucesión de períodos históricos que hacen alarde de su belleza y que caracterizan a los diferentes rincones de la ciudad.

2. VISITAR EL COMPLEJO DELL’ANNUNZIATA, una estructura del siglo XIV que incluye el santuario y el principal museo de la ciudad, Pepoli. En el interior se puede visitar la Capilla de los Marineros, de los pescadores y de la Virgen.

3. ADMIRAR EL PAISAJE ENCANTADOR DE LA RESERVA NATURAL DE LAS SALINAS DE  TRAPANI Y PACECO– donde aún se ejercen las antiguas actividades mineras de sal – poblado de estanques, molinos y salinas. La sal marina de Trapani se produce desde 1500 y es, actualmente, la única en Europa que puede presumir de tener el título de IGP y Slow Food. Entre las empresas de la zona, merece una mención especial la empresa Oro di Sicilia, por el compromiso que pone la familia Culcasi durante más de un siglo en la producción y comercialización de la sal del mar de Trapani, cosechada con métodos ecológicos y sostenibles.

4. TOMAR UN BARCO PARA VER LAS RUINAS, LAS SALINAS Y LOS MOLINOS DE ISOLA MOZIA, una pequeña isla con un encanto inusual que se encuentra en medio de una laguna, entre Trapani y Marsala, donde hace 27 siglos fue colonizada por los fenicios.

5. HACER UN VIAJE FUERA DE LA CIUDAD paseando por las estrechas calles empedradas de la antigua localidad de Erice, la ciudad de Venus, encaramado en la montaña que lleva su mismo nombre.

6. DEGUSTAR LOS PLATOS DE LA COCINA MARÍTIMA TRAPANESE en el restaurante  Antichi Sapori (c.so Vittorio Emanuele, 191). Entre los platos principales, cuscús servido con sopa de pescado y pescado frito, ravioli de Cernia al cangrejo rojo y pasta busiate hecha a mano.

7. DESAYUNO EN  ANGELINO GALATI (via Ammiraglio Staiti, 85), el templo del desayuno. Entre los muchos manjares, recomendamos las graffe con ricotta y la excepcional crema de natillas.

8. SUMERGIRSE EN EL PASADO Y VOLVER A SER NIÑOS en la pequeña y colorida tienda de dulces y caramelos  Da Peppino (Piazza Notai, 5), donde los caramelos se elaboran, se cortan y se envasan como antaño.

9.REFRESCARSE CON UNO DE LOS MEJORES GRANIZADOS ARTESANALES en la Antica Pasticceria Gelateria Colicchia (via delle Arti, 6/8), un lugar donde el tiempo parece haberse detenido. La pastelería ofrece una amplia selección de especialidades sicilianas, como cannoli, cassata, graffe y galletas típicas.

10. RELAJARSE EN LA NATURALEZA alojándose en el Agroturismo  Baglio Spanò (Contrada Triglia Scaletta – Marsala loc Petrosino), casa feudal del Marqués Nicolò Spanò. Distribuida en dos plantas, la casa se encuentra en el centro de una finca señorial de 600 hectáreas de viñedos. La finca ofrece alojamiento en elegantes habitaciones equipadas con muebles de época de estilo siciliano. Productos óptimos y vinos de cosecha propia.

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close