Search

Seadas

 

Seadas el nombre sardo de uno de los platos más amados en la isla: dulces cubiertos de miel y rellenos de queso. A diferencia de otros platos de la cocina sarda, las seadas requieren solo dos ingredientes locales que se pueden adquirir con cierta facilidad. Estos ingredientes son el queso pecorino sardo y la miele di corbezzolo. Este último puede sustituir por otros tipos de mieles… pero el resultado será sensiblemente diferente y menos auténtico.

Ingredientes

– 1kg Pecorino fresco Sardo (o ricotta)

– 500g Sémola de trigo duro

– 3 huevos

– 3 cucharadas de manteca fresca

– 1 cucharada de agua

– La corteza rallada de dos naranjas

– Zumo de limón recién exprimido

– Sal

– Miel de corbezzolo

Preparación

Amasar la harina y el huevo y añadirle agua con sal diluida. Seguir amasando la masa hasta que esté bien amalgamada y dejar reposar en un bol cubierta con un paño. A continuación, rallar el queso. Mezclar con la corteza de naranja y el zumo de limón hasta obtener un crema densa. Llegados a este punto aplastar la masa con la ayuda de un rodillo hasta obtener una masa de 2 milímetros de grosor. La forma tradicional de las seadas es un tipo de ravioli redonde con un diámetro de 3 a 10 centímetros, así pues se deben cortar en trozos pares. En cada trozo meter en el centro un poco de la crema de queso y utilizar el resto de trozos para hacer de “cubiertas”, aplastando los bordes de ambos. Un truco maestro es pincelar con clara de huevo la parte superior de las seadas, de este modo no se quebraran durante su cocción. También es momento de calentar la miel a fuego lento para hacerla más líquida. Freír las seadas en aceite de oliva hasta que se doren. Dejarlas reposar sobre papel absorbente para quitarles el aceite en exceso. Distribuir por encima con un poco de miel y servir inmediatamente.

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close