Search

Moka, La historia de un invento brillante

Todas las mañanas, todas las noches, en las casas de todo Italia, se puede oir un ruido parecido a un sollozo, un sonido que anuncia un ritual especial: el café. Italian Traditions os lleva a través del descubrimiento de la cafetera italiana, un invento que ha revolucionado los hábitos de consumo de una bebida antigua y querida.

En 1919, en Crusinallo, en la provincia de Verbania en Piemonte, Alfonso Bialetti abrió Alfonso Bialetti & C. Fonderia,, un taller para la fabricación de productos de aluminio. Impulsado por su espíritu empresarial, con el tiempo la convirtió en Conchiglia, un taller para el diseño y producción de productos acabados en aluminio, listos para venderse. En 1933 fue el año de la gran revolución, una revolución que venía de una intuición que marcó un cambio importante en el consumo tradicional de café en el hogar. Bialetti tuvo la idea de crear una nueva herramienta para la producción del café en el país. Una idea que vino a él de una manera muy particular: viendo a su mujer lavar la ropa. En aquellos tiempos, en Italia se utilizaba una lavadora llamada «lisciveuse», que consistía en una especie de caldera provista de un tubo el extremo superior del cual era perforado; en ebullición, el agua subía y bajaba por el tubo empapando toda la ropa mezclándola con la lejía, el detergente de entonces.

A través de la utilización de aluminio y sus componentes innovadores, la máquina de café era capaz de ofrecer un café italiano con un nuevo y original sabor, completamente diferente de lo que la gente solía utilizar. El origen de su nombre proviene de la ciudad Mokha en Yemen, una de las primeras y más conocidas áreas de café, particularmente conocido por su Arábico de calidad fina. Con el fin de distinguir cómo es una moka, la cafetera debe estar compuesta por cuatro componentes de aluminio (y un mango de plástico reemplazables) y debe tener forma octogonal.

El cambio se produjo en 1946, cuando Alfonso fue sucedido por su hijo Renato, un hombre con un fuerte espíritu empresarial, lo que le permitió cambiar radicalmente la filosofía de la empresa – pasando de una lógica puramente artesanal a una producción industrial. De hecho, este es el momento en que se inicia a distribuir el producto y a difundir la marca. Sin embargo, todo esto fue posible en gran parte a la publicidad, que se convirtió en el punto de inflexión para la compañía. En 1953, a través del famoso programa de televisión “Carosello”, fue lanzada la imagen del “omino coi baffi” (en español, “el hombre con bigotes”), idea del dibujante Paul Campani, que se inspiró en el rostro del Renato Bialetti.

Digno de interés es una anécdota sobre el encuentro entre Renato y el empresario griego Aristóteles Onassis. Renato estaba en un hotel en Francia para conseguir algunos clientes; tenía miedo de no ser capaz de cerrar la venta, porque para ellos la cafetera era todavía una novedad. Justo en ese momento pasó Onassis. Queriendo impresionar a sus clientes, Renato se acercó, se presentó y le preguntó si, pasando por el vestíbulo, podía recomendarles de usar su café. Renato pensó que Onassis no se había molestado, pero el hombre en cambio, haciendo ver que aún no lo había visto, le dio una palmada en la espalda y dijo: «Renato, ¿cómo estás? ¿Sabes que nunca he bebido un café tan bueno como el de tu máquina de café? «. Sí, eso es lo que pasó «.

Con motivo de su muerte, en Turín el 11 de febrero de 2016, sus hijos homenajearon su vida mediante la colocación de sus cenizas en una gran moka con su símbolo característico, el “omino coi baffi”. Han pasado casi 80 años desde que este brillante invento dio a luz y, hoy por hoy, continúa siendo uno de los muchos iconos de la tradición cultural de Italia. Un icono Made in Italy que representa el Belpaese, un icono que contiene un irresistible sabor, un ritual que es parte integral de la vida diaria para cada familia italiana. Bialetti, con sus 100 años de experiencia cosolidada, continúa ofreciendo los valores de la tradición italiana a través de olores, sabores, colores y aromas que nos recuerdan a nuestra familia y a nuestro hogar.

Italia en una taza. En Italian Traditions la Campania tiene aroma de café: saboréala en la IT5 de la semana.
Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close