Search

Las Cinco Tierras: un paraíso de la UNESCO en Italia

 

Las Cinco Tierras- en la Riviera de la Liguria Levante, en la provincia de La Spezia- son cinco pueblos ubicados entre Punta mesco y Munta Montenero: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Estos pueblos y el territorio que los rodea forman parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1997.

Entre mar y montaña, las “Tierras” cuelgan en las terrazas de las colinas. El mar que las rodea forma parte del patrimonio protegido de la zona desde 1998, gracias a la institutción de una zona marina. En 1999 toda la zona fue nombrada parte del Parque Nacional de las Cinco Tierras: salvaguardia del paisaje y de los distintos ecosistemas, así como del patrimonio cultural y antropológico del territorio. Famoso, además, por su elevada calidad enogastronómica.

 

 

cinque terre unesco

Image source: Enoria Viaggi

Monterosso

Es la más antigua y la más grande las Cinco Tierras. Monterosso aparece citada por primera vez en un documento del 1056 y se compone del Pueblo Viejo y de Fegina. En el casco histórico se pueden ver la iglesia de San Juan Bautista y lo srestos medievales del Palacio de Podestà. En el punto más alto del pueblo se alza majestuoso el Castillo de los Fieschi y el Monasterio de San Francisco, que alberga alguna de las obras maestras de grandes pintores como Van Dyck y Guido Reni.

Vernazza

Este pueblo tuvo su momento de mayor esplendor durante el Medievo, siendo un claro ejemplom de ello su configuración urbanística y arquitectónica. Vernazza estaba llena de iglesias, torres y logias, testimonios de una floreciente historia, y estaba dominada por los restos del “Castrum”, un castillo con dos torres que defendía al pueblo de los ataques externos. Entre los edificios públicos destaca la antigua Santa Margarita de Antioquía, construída en estilo románico-genovés. Construído sobre la pendiente de una colina, el pueblo se caracteriza principalmente por una serie de escalinatas que separan unas casas de las otras.

Corniglia

De las Cinco Tierras, esta es la única que no está bañada por el mar. Corniglia se alza sobre un promontorio rocoso y se distingue de los demás pueblos por sus casas tradicionales. Del 1350 es la iglesia de San Pedro, que se caracteriza por un bajorrelieve en la fachada con forma de ciervo, animal símbolo del pueblo. El Oratorio de los Disciplinados, erigido en el 700, mira al mar y ofrece una vista imposible de olvidar.

Manarola

También en Manarola destacan las típicas casas-torres de estílo genovés. El núcleo original se remonta al Medievo y posiblemente debe su nombre a una antigua rueda de molino presente en el territorio. Durante mucho tiempo fue víctima de los ataques de los piratas sarracenos. La iglesia de San Lorenzo, edificada en 1338, tiene un campanario separado de la estructura principal que seguramente tuvo funciones defensivas.

Riomaggiore

El pueblo fue fundado en el siglo XIV por los habitantes de Carpena. Del 1340 es la iglesia de San Juan Bautista, mientras que el Oratorio de Santa María de la Asunción es posterior. Sin olvidar, por supuesto, el Castillo que domina el casco histórico.

Las Cinco Tierras están protegidas por una cadena de colinas a lo largo de la costa y están literalmente inmersas en una vegetación mediterránea caracterizada por los pinos marítimos, las encinas, eufirbias y retamas, mientras que su fauna se compone de zorros, jabalíes y cernícalos. Las playas son muy numerosas, como la de Fegina, en Monterosso, considerada una de las 25 playas más sexies del mundo por la revista Forbes. Finalmente, la cocina local, fruto de una tradición milenaria, se basa en el pescado, las plantas aromáticas, el aceite de oliva y los vinos blancos.

Main image source: Yacht Charter
Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close