Search

Baños San Filippo, entre hermosos pueblos medievales

En el sureste de la Toscana se encuentra una hermosa zona, el Val d’Orcia; en su interior, alberga el municipio de Castiglione d’Orcia y el pequeñísimo municipio de Baños San Filippo, de apenas 91 habitantes.

A pesar de su tamaño, la localidad es famosísima en toda Italia por un motivo bien preciso: la presencia de baños de aguas sulfurosas que, una vez en la superficie, forman depósitos calcáreos blanquísimos y extraordinarios, además de charcas y pequeñas cascadas.

Val d’Orcia

El depósito más importante es sin duda la Ballena Blanca, cuyo nombre deriva de su forma que, siendo particularmente imponente, remite precisamente a la del cetáceo.

Los depósitos y las aguas son libres y gratuitas, accesibles a cualquier persona en cualquier momento del año; por eso reciben turistas de todas partes de Italia, que aprovechan la atracción natural para quedarse unos días y visitar la zona.

Baños libres de Bagni San Filippo

Como se acaba de mencionar, a los turistas les gusta ir a Bagni San Filippo por sus termas, tanto gratuitas como de pago. En cuanto a las primeras, es útil señalar que siempre están abiertas: el agua que brota forma un arroyo, el Fosso Bianco que, entre cascadas y pozos de agua, regala a los presentes un espectáculo impresionante. Para aprovechar al máximo los beneficios, se recomienda relajarse bajo los chorros de agua caliente naturales y frotar el lodo sobre la piel para suavizarla y hacerla suave y aterciopelada.

Terme libere di Bagni San Filippo

Balneario de Bagni San Filippo

Además de las termas libres, en Bagni San Filippo también hay un verdadero balneario, situado precisamente dentro deHotel Terme San Filippo, cuyas fuentes han sido declaradas terapéuticas directamente por la Región Toscana. En consecuencia, el establecimiento propone tratamientos específicos como fangoterapia, balneoterapia, inhalaciones y recorridos de bienestar, además de acceso a una piscina privada.

Hotel Terme San Filippo

Propiedades terapéuticas del agua

Se dice que el Gran Duque Fernando II fue a las termas de San Felipe para curar la fuerte migraña que le afligía; del mismo modo, todavía hoy son muchísimos los visitantes que llegan al lugar tanto para disfrutar de un momento de relax, tanto para aliviar dolores y dolencias. Las aguas termales, de hecho, se clasifican como sulfureo-sulfato-bicarbonate-hipertrmales y liberan lodos en el suelo que permiten mejorar la salud y la belleza de la piel.

Además, dado que el agua fluye a una temperatura de 52°C, son perfectas para todos aquellos que padecen trastornos respiratorios o enfermedades dermatológicas, así como asma o influencias estacionales.

La zanja blanca

La zona de Fosso Bianco es accesible de forma totalmente gratuita: se caracterizan por una serie de piscinas, las primeras pequeñas y poco profundas, indicadas para «bucear» durante el verano.

A medida que avanzamos, el espectáculo que se presenta ante los visitantes es simplemente extraordinario: se trata del bloque calcáreo Balena Bianca, donde las aguas termales confluyen con las del arroyo, se convierten en un hermoso azul que contrasta con el blanco brillante del depósito.

Al final del recorrido, se llega a las últimas piscinas que adelantan la entrada al spa de pago.

Fosso Bianco

La Ballena Blanca

La ballena blanca consiste en una inmensa formación calcárea de color blanco brillante que, como ya se ha mencionado, toma su nombre de la forma que recuerda a la de una ballena gigante. En su interior brotan las aguas más cálidas de toda la fábrica, hasta llegar a unos 48°C y permitir a los visitantes sumergirse en cualquier época del año.

Balena Bianca

En invierno, entre otras cosas, las aguas termales chocan con las lluviosas, se mezclan y se vuelven de color marrón-verde-rojo, ofreciendo a los huéspedes un espectáculo cambiante y sugerente.

Qué ver en los alrededores de Bagni San Filippo

La localidad de Bagni San Filippo es muy pequeña, por lo que, además de las termas y algunos restaurantes donde se puede disfrutar de un plato típico, no tiene mucho más que ofrecer. Sin embargo, basta con desplazarse unos kilómetros para descubrir lugares admirables y ricos en vistas naturales fascinantes, ¡todos para inmortalizar en fabulosas fotos de recuerdo!

Cueva de San Felipe

No muy lejos del centro del pequeño municipio se encuentra la Cueva de San Felipe dentro de la cual, según la leyenda, San Felipe Benizi se retiró hacia la segunda mitad del siglo XV; aquí, golpeando una roca con su bastón, Habría hecho brotar las aguas curativas como signo de agradecimiento a los habitantes del lugar que, durante su estancia, lo habían acogido con los brazos abiertos. El Sr.

Grotta di San Filippo

De esta leyenda nace la capilla construida por los fieles, que alberga en su interior un busto de madera del santo y otros objetos dejados en su honor.

Fortaleza de Radicofani

La Fortaleza de Radicofani se encuentra al norte del pueblo homónimo y consiste en una muralla que también se puede visitar en el interior; basta con cruzar un camino libre para llegar y hacer una visita a la torre que, actualmente, alberga un pequeño museo.

Subiendo unos 100 escalones, luego, se puede admirar una hermosa vista sobre el pueblo de Radicofani y el campo.

Fortezza di Radicofani

Plenitud

Entre los pueblos más importantes de Val d’Orcia está sin duda alguna Pienza, famosa por el famoso «Romeo y Julieta» de Franco Zeffirelli que, en el momento del rodaje, eligió el Palazzo Piccolomini como casa de la familia Capuleti.

Borgo di Pienza

Pienza, sin embargo, no solo es conocida por esto, sino también por el pecorino, que se madura en barricas de madera y, por lo tanto, se caracteriza por un sabor intenso, y por los nombres bastante divertidos asignados a algunas calles: basta pensar en Via della Fortuna, ¡Camino del Beso y Camino del Amor!

San Quirico D’Orcia

En la cima de una colina se encuentra el pueblo medieval de San Quirico D’Orcia, hermoso y sugestivo gracias al panorama que ofrece sobre los campos circundantes y los callejones que caracterizan su interior. Dos atracciones imprescindibles son los restos de la Torre del Cassero y los jardines a la italiana Horti Leonini.

San Quirico D’Orcia

Baño Vignoni

Bagno Vignoni es el pueblo más pequeño de toda la zona, con apenas 30 habitantes en total. Aparte de las dimensiones, se encuentra entre los pueblos más bellos de Val d’Orcia, especialmente para la presencia de un gran baño termal, llamada Piazza delle Sorgenti, cuyas aguas se consideran tan beneficiosas que se aprecian desde los tiempos de los antiguos romanos.

Bagno Vignoni

Aquí se bañaron personajes históricos muy famosos como Lorenzo de Médici y Catalina de Siena, pero actualmente no se permite el baño.

Montalcino

Otro país interesante es Montalcino, conocido por su Brunello, uno de los vinos más famosos y longevos de Italia, que tiene como lugares de interés el Duomo y la Fortezza: El primero se remonta al año mil y tiene vistas a un paisaje maravilloso, mientras que el segundo se remonta a finales del siglo XIV, tiene una forma pentagonal irregular y tiene 4 torres angulares.

Montalcino

Montepulciano

Entre Val di Chiara y Val d’Orcia se encuentra Montepulciano que, al igual que Montalcino, es conocido por su Nobile di Montepulciano, uno de los vinos italianos más apreciados del mundo.

Montepulciano

Los visitantes no pueden dejar de visitar Plaza Grande, donde se celebran los eventos más importantes de la ciudad.

Ciudad de México

Castiglione d’Orcia es un pueblo muy antiguo, cuyos primeros asentamientos se remontan al siglo XVIII. En su interior alberga un enorme valle desde el que se pueden contemplar los numerosos pueblos de la zona, así como la Rocca Aldobrandesca.

Castiglione d’Orcia

Roca de Orcia

Basta un paseo de poco menos de 5 minutos para pasar de Castiglione a Rocca d’Orcia, una aldea de unos 30 habitantes que custodia la Rocca di Tentennano. Tiene orígenes casi seguramente etruscos y en el pasado desempeñaba funciones defensivas.

Rocca d’Orcia

Monticchiello

Por último, también vale la pena visitar Monticchiello, un pueblo medieval del que hoy solo queda el encofrado, ya que todo lo demás se ha destruido con el tiempo.

La localidad es famosa por el Teatro Pobre, donde actúan los mismos habitantes que desempeñan simultáneamente los papeles de guionistas, autores y actores. Todo esto forma parte de una iniciativa promovida a principios de los años sesenta para combatir la crisis económica que ha afectado a la aparcería.

Monticchiello

Dónde alojarse en Bagni San Filippo

Aquellos que deciden relajarse en el balneario de Bagni San Filippo y quieren pasar la noche en la zona tienen a su disposición una amplia selección entre hostales y pequeños B&B, así como elHotel Terme San Filippo que alberga el balneario homónimo. El consejo es alojarse dentro del país para poder, durante la estancia, disfrutar de bares, restaurantes y tiendas.

Alternativamente, puede remediar los numerosos casas rurales que caracterizan la zona (y toda la Toscana), especialmente si desea pasar unos días rodeado de tranquilidad y tranquilidad!

Copertina: postinascosti

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close