Search

Acqua di Parma, la esencia del Belpaese

Si te encuentras paseando por las encantadoras calles de la Ciudad Eterna, sin duda pasarás por la conocida escalinata Trinità dei Monti, a partir del cual se abre la resplandeciente Plaza de España, uno de los innumerables corazones históricos de Roma y patrimonio de  Italia, así como el hogar de varias boutiques de alta moda y la artesanía. Entre ellas, destaca la magnífica tienda de Acqua di Parma, 130 metros cuadrados de pura elegancia en el que todo, desde las luces a los elementos decorativos de los muebles, han sido seleccionados con el máximo cuidado con el fin de dar testimonio de la gran tradición de la artesanía que caracteriza a la marca.

Todo comenzó en 1916, en un pequeño laboratorio de esencias en el centro histórico de Parma, pequeña «capital» de la cultura y de la aristocracia de la época, cuando un grupo de expertos maestros perfumistas dio a luz a una nueva fragancia, inusualmente fresca y moderna en comparación con olores fuertes del origen alemán, entonces tan populares. Así nació la primera Colonia del Belpaese, que expresa una nueva sensibilidad gracias a la pureza de su receta (que hoy en día se mantiene sin cambios) y sus ingredientes, todos completamente naturales.

La colonia, se volvió muy popular a principios de los años 30 gracias a la creación de la botella icónica en «Art Deco» que todavía se utiliza. En las décadas sucesivas, la marca llega al imponente éxito internacional como «el aroma inconfundible del estilo y la elegancia italiana «.

 Esto se debe principalmente gracias a estrellas de Hollywood que, llamados en Italia por los grandes maestros del cine italiano neorrealista, descubrieron el Eau de Cologne en sastres artesanos refinados. Por otro lado, en los años sesenta, mientras que las tendencias en el mundo de las fragancias cambiaban, Acqua di Parma continuó ejerciendo su atractivo en un público de entendidos, convirtiéndose en una fragancia exclusiva de la alta sociedad. En 1993, Luca Cordero di Montezemolo y Diego Della Valle decidieron invertir en la marca, unidos por el deseo de preservar una antigua tradición italiana. Así comienza un rápido ascenso que en pocos años lleva a la marca en las calles más exclusivas de moda de todo el mundo.

Mientras tanto, el éxito de la colonia conduce a la puesta en marcha de una amplia gama de productos bajo la marca Acqua di Parma, todos fieles a las características que en los últimos años se habían convertido en un sinónimo de refinamiento italiano.  Nacen nuevas colonias y nuevas líneas de productos, tales como la primera fragancia femenina, Profumo, la línea de Blu Mediterraneo y objetos refinados para el hogar como artículos de cuero de alta calidad.

De hecho, a pesar de seguir siendo productos estrictamente Made in Italy,  sus líneas en la actualidad gozan de gran reputación internacional (distribuidas en 36 países de todo el mundo) y continúa traduciendo sus valores en nuevas propuestas que expresan un concepto de lujo discreto nunca ostentoso, combinando lo tradicional  con lo contemporáneo. La selección de los materiales, la atención al detalle y a la elaboración y el perfeccionamiento de las tradiciones artesanales son las características principales que hacen de esta marca un icono.

Lujo y artesanía, calidad y pasión, piedras angulares del estilo italiano que Acqua di Parma ha sabido transmitir en todo el mundo.
Foto Principal: Acqua di Parma
Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close