Search

Septiembre, luz verde para frutas y verduras

Septiembre es un mes muy importante: marca definitivamente el paso del verano al otoño, trayendo consigo una significativa caída de las temperaturas, el cambio de temporada, Adiós a los saltos al mar y resignación al volver a la oficina o a la escuela.

Afortunadamente, el otoño no es tan malo: los colores del paisaje se tiñen de tonos cálidos y envolventes, el aire fresco (después de meses y meses de calor) no le importa y, sobre todo, las mesas se llenan de alimentos de buena temporada, muchos de ellos ofrecidos directamente por la naturaleza.

La cucina italiana

Se trata de frutas y verduras típicamente otoñales, que se pueden sembrar en septiembre y cosechar a finales de la temporada o directamente en primavera. El secreto para una cosecha sabrosa y abundante, según la tradición, es tener bajo control el calendario lunar así predispuesto:

  • luna creciente: del 1 al 9 de septiembre y del 26 al 30 de septiembre. Período ideal para sembrar remolachas, zanahorias, repollo, lechuga y nabos y trasplantar achicoria, hinojo y achicoria. Al mismo tiempo, se puede utilizar para la reproducción en esquejes de algunas hierbas aromáticas como romero, salvia y mejorana;
  • luna menguante: del 11 al 24 de septiembre. Se procede con la recolección de las hortalizas que se pretende conservar en aceite y con el trasplante de puerros, para terminar con la siembra de lechugas, achicoria, espinacas y cebollas.

Qué cultivar en septiembre

En términos generales, aquí está una lista de verduras que se pueden cultivar en septiembre para inaugurar la nueva temporada al máximo:

  • remolacha;
  • remolachas de remolacha;
  • acelga de hoja;
  • zanahorias;
  • coles;
  • achicorias verdes;
  • achicorias rojas de bola;
  • indivias;
  • hinojo;
  • lechugas;
  • perejil;
  • nabos;
  • rábanos;
  • ramolaccio;
  • rúcula;
  • espinacas;
  • valeriana.

Entre las verduras que hay que sembrar absolutamente está la zanahoria púrpura, rica en antocianinas, es decir, pigmentos de la familia de los flavonoides con propiedades antioxidantes y grandes amigas de la salud del corazón. Otra hortaliza es la remolacha, gran fuente de sales minerales, potasio, hierro, vitaminas A y C.

Metodo Ongaro

Septiembre y frutas de temporada

Grandes protagonistas del mes de agosto, los higos continúan deleitando los paladares de los más golosos también en septiembre, aportando al organismo potasio y magnesio, útiles para contrarrestar el cansancio típicamente otoñal y preparar recetas deliciosas.

En el mercado también se pueden comprar peras y manzanas, con alto contenido de vitaminas B1 y B2, óptimas para preparar el cuerpo para afrontar el cambio de temporada. Septiembre, además, es también el mes de lauva, rica en vitaminas A y B1, tanto blanca como roja, recomendada sobre todo a quien sufre de anemia.

En resumen, la elección es bastante amplia y se puede llenar el carrito con:

  • albaricoques;
  • higos;
  • kiwi;
  • frambuesas;
  • manzanas;
  • mora;
  • peras;
  • melocotones;
  • ciruelas;
  • uva.
farmae

Septiembre y verduras de temporada

Al igual que los higos, las verduras de verano siguen estando presentes en septiembre: calabacines, pimientos, berenjenas, zanahorias, guisantes, pepinos, judías y judías verdes están disponibles junto con puerros, cebollas y cebollas.

En concreto, a pesar de que todavía está muy subestimado, el puerro es rico en agua, poco calórico e ideal para dietas, además de ser alto en vitaminas B9 y B6 y potasio. Se puede utilizar no solo en sustitución de la cebolla, sino también como guarnición, tal vez combinándola con brócoli, acelgas, espinacas, achicoria y repollo.

Tres protagonistas indiscutibles del otoño solo i hongos, que brotan inmediatamente después de las primeras lluvias abundantes, la calabaza y el apio rapa, una raíz rica en agua y sales minerales como magnesio, hierro y potasio y de acción diurética y depurativa.

Para no olvidar absolutamente nada, aquí una lista de verduras de septiembre para llevar siempre al mercado:

  • zanahorias;
  • pepinos;
  • judías;
  • judías verdes;
  • habas;
  • champiñones;
  • lechuga;
  • berenjenas;
  • patatas tempranas;
  • pimientos;
  • guisantes;
  • tomates;
  • rúcula;
  • ruibarbo;
  • apio;
  • calabacín;
  • apio nabo.

¡Comprando más productos será posible llenar la mesa con fuentes válidas de elementos indispensables para la salud del organismo!

Rossetto

Flores de septiembre

Entre frutas y verduras, es imposible no hacer una pequeña referencia a las flores de septiembre! Junto con los árboles frutales, de hecho, decoran el paisaje con pinceladas típicas de otoño, dando una magnífica sensación de paz, bienestar y tranquilidad.

También en este caso, tienes a disposición una amplia selección que puede satisfacer diferentes gustos y necesidades:

  • Anémona japonesa: es una planta herbácea perenne caracterizada por arbustos frondosos con flores blancas, rosadas o amarillas que aman los lugares a la sombra y protegidos de los vientos;
  • Astri (o septembrini): son flores típicas del mes de septiembre y se presentan en varios colores que van del púrpura al rosa, azul, índigo y lila. Prefieren tanto la sombra como el sol, pero necesitan un suelo constantemente húmedo;
  • Rudbeckia: es una planta herbácea perenne con flores muy similares a las margaritas de disco central marrón rodeado de pétalos anaranjados. Le gusta mucho el sol, pero sufre el frío y debe regarse solo cuando el suelo está totalmente seco;
  • Gaura Lindheimeri: también se la conoce como «Flor de Orquídea», con tallos rojizos de los que brotan flores blancas, rosadas o fucsias. Se puede cultivar también en casa, basta con concederle un terreno blando y bien drenado;
  • Cosmea: de origen mexicano, presenta flores rosadas, blancas o violetas. Necesita un terreno ligero y no demasiado orgánico, así como un lugar a la sombra y bien protegido del viento;
  • Gaillardia: su belleza reside en los pétalos de sus flores que varían de rojo a amarillo. Resiste a cualquier temperatura, incluso al frío helado, pero, en este caso, necesita un mantillo preciso. Le encanta la luz solar directa, pero odia la humedad, por lo que solo debe regarla una vez a la semana y si el suelo está completamente seco;
Giardinaggio
  • Lespedeza thunbergii: es muy similar a una cascada de flores violetas acompañadas de hojas ovaladas y fáciles de cultivar. Adora los rayos directos del sol y los suelos orgánicos adecuadamente drenados;
  • Zinnia: es una planta rústica originaria de América del Sur, por lo que no le gustan las temperaturas frías y apenas sobrevive a los períodos de sequía. Por lo tanto, se recomienda colocarlo en un lugar soleado, ventilado y poco húmedo y regarlo solo cuando sea estrictamente necesario;
  • Prunella: es una planta medicinal que se puede cultivar tanto en macetas como en el jardín, tanto a la sombra como al sol;
  • Nerina: planta bulbosa de origen africano, para cultivar en maceta o en jardín, caracterizada por largos tallos que terminan con flores en racimo. Ama el calor y la luz del sol y sufre terriblemente las temperaturas frías;
  • Verbena: se presenta como arbusto o arbusto, con tallos y hojas dentadas y pequeñas flores azules, púrpuras, rosadas, rojas o blancas. Prefiere ambientes luminosos y protegidos del viento, así como un terreno blando y poroso;
  • Heliantus: más conocido como girasol, es una flor con corola formada por grandes pétalos que siguen al sol. No es casualidad que necesite mucha luz, suelo orgánico y poca agua;
  • Rehmannia: de origen chino, presenta flores de campanilla rosa o rojas. Aunque es resistente al frío prefiere la luz solar, así como un suelo bien drenado;
  • Coreopsis: se caracteriza por arbustos de hojas lanceoladas y flores muy similares a las margaritas, generalmente de color naranja. Resiste tanto el calor como el frío y ama especialmente la luz solar directa;
Giardinaggio
  • Clemátide: planta trepadora que necesita suelo húmedo y bien drenado y luz solar directa;
  • Pasiflora: también conocida como «flor de la pasión», es una planta trepadora con tallos finos e inflorescencias en racimo que necesita ser reparada del frío y ser regada solo lo suficiente para que el suelo esté húmedo;
  • Scabiosa: planta herbácea perenne muy fácil de cultivar, con flores similares a alfileres de glicina. Se adapta fácilmente a las temperaturas frescas y ama la luz solar;
  • Thunbergia: también llamada «Susanna de ojos negros», es una planta trepadora con flores de color lavanda que, cuando se expone a la luz solar directa, puede quemarse;
  • Brugmansia: de origen tropical, presenta flores en forma de trompeta que de día cuelgan hacia abajo, mientras que de noche se elevan hacia arriba. Aman los lugares soleados, o a la sombra y bien protegidos de los vientos.
Coltivazione

Entre las frutas y verduras de temporada y las flores típicas de septiembre, poner la mesa y decorar el interior de la propia casa será no solo divertido, sino también beneficioso y motivador: retomar la rutina diaria será más fácil y, en poco tiempo, ¡te encontrarás poniendo el árbol de Navidad en las notas de «Jingle Bells» con el humor adecuado!

Copertina: nutrifitness

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close