Search

Via San Gregorio Armeno, el camino de los belenes

Via San Gregorio Armeno, el camino de los belenes

Via San Gregorio Armeno es un camino que une el ya famoso Spaccanapoli con vía dei Tribunali, en el corazón del centro histórico de la ciudad de Nápoles. San Gregorio armenio debe su fama al hecho de ser el «camino de los belenes», y representa un destino turístico de atracción internacional en el período navideño, durante el cual asume todo su extraordinario encanto y su poder sugestivo.

A ambos lados de la calle, en efecto, se abren las tiendas donde los maestros artesanos construyen a mano no sólo los belenes sino también pastores, accesorios y todos los elementos que sirven para preparar un característico belén napolitano. Un viaje que, entre el perfume de café mezclado con el del incienso y el musgo, entre las referencias de sagrado a profano, y entre los colores y las formas del arte belén, representa una imperdible experiencia multisensorial además de cultural.

San Gregorio Armeno: la via dei presepi a Napoli ~ Oltreleparoleblog
oltreleparoleblog

En la época romana, en el trazado de la futura vía San Gregorio Armenio se asomaba el templo dedicado a la diosa Cerere/Demetra, donde los fieles llevaban estatuillas de terracota como ex-voto para dedicarse al culto de la fertilidad. Por esta razón, en la zona subían las tiendas donde se hacían las estatuillas que el pueblo llevaba al interior del templo. I séquito, la calle tomó el nombre de Nostriana, de San Nostriano, obispo cuyas reliquias fueron custodiadas en una iglesia en la esquina de hoy Spaccanapoli y San Gregorio armenio.

Más tarde, en el lugar donde estaba el templo fue erigido el monasterio de las monjas de San Basilio que, procedentes de Constantinopla, trajeron aquí las reliquias de san Gregorio, obispo de Armenia. Ya en la era cristiana, las tiendas que una vez producían estatuillas paganas se convirtieron en lugar de producción de estatuas de los personajes pertenecientes a los cuatro Evangelios. De esta costumbre se desarrolló luego la tradición del pesebre napolitano del siglo XVIII, que vio a san Gregorio armenio convertirse en el camino de los belenes, donde durante siglos se sucedieron los más importantes maestros que hicieron la gloria de este arte.

Via San Gregorio Armeno e i celebri personaggi del presepe napoletano
mywhere

Remontar la vía San Gregorio Armeno en dirección a la plaza de San Gaetano constituye una experiencia realmente fascinante, que representa un verdadero viaje a través del arte, la cultura y la historia de Nápoles, ya que también – a lo largo del recorrido – No se puede evitar visitar la espléndida iglesia y el monasterio de San Gregorio armenio. A ambos lados de la calle, en efecto, las tiendas abiertas presentan su tarjeta de visita hecha de puestos y estructuras expositivas cargadas de estatuillas de todo tipo de pastores, reproducciones de antiguos belenes, cuevas de la natividad, pozos y puentes, escenarios de corcho y estructuras arquitectónicas – viviendas, posadas, talleres – para preparar los belenes de estilo napolitano – animales, accesorios, herramientas, y todo tipo de reproducción de frutas, verduras, alimentos, muebles…

Sin olvidar que, y ahora se trata de una tradición consolidada, cada año se añaden sobre los expositores las divertidas figuras que reproducen fielmente la semejanza de personajes famosos de nuestros días que por alguna razón se han distinguido durante la cosa del año: políticos, futbolistas, cantantes, actores, espías nacionales, periodistas, personajes de televisión, científicos y periodistas… El número de tiendas es muy grande, y cada una cuenta una historia artística que, en algunos casos, es decididamente antigua. Es el caso de la tienda de los Hermanos Capuano, nacida en 1840, o las de los Ferrigno, los Gambardella, los Di Virgilio.

San Gregorio Armeno, la via dei presepi di Napoli
paesionline

Al descubrir la Canefora de Demetra

Para todos aquellos que se preparan a descubrir el encanto de San Gregorio Armenio, se recomienda también hacer un pequeño pero importante descubrimiento. A lo largo del camino, en efecto, es todavía visible un bajorrelieve aparentemente misterioso, que lleva directamente al antiquísimo culto de Demetra. Se trata de una rara representación, que se remonta al siglo VII a.C., de una Canefora, o sea, de una joven sacerdotisa de la diosa, cubierta de un vestido ligero y de un tocado en forma de corona, que aprieta entre las manos una antorcha y una cesta llena de objetos utilizados para el culto.

¿La imagen remite a un fenómeno religioso muy sentido en la Nápoles romana, que incluía entre otras cosas los juegos de las Fiestas Lumínicas, durante las cuales, hacia el final de las celebraciones, se recordaba una parte del mito de Demetra a la luz de las antorchas. Además, en el culto sólo podían participar directamente niñas vírgenes, que eran elegidas entre las familias nobles y más ricas de la ciudad, y preparadas en las escuelas adecuadas para conocer todos los aspectos, incluso los más misteriosos, del culto antes de convertirse en sacerdotisas.

Así, junto a los símbolos del pesebre y del mundo cristiano, es posible – como sucede a menudo en Nápoles – descubrir un elemento que remite a la antigua historia pagana de la ciudad, y que se hace aún más importante, ya que también está relacionado con el mito de la sirena Partenope y por lo tanto el nacimiento de la ciudad. Según el mito, en efecto, las mujeres encargadas por la diosa – después de haber fracasado en la tarea de defender a su hija Perséfone – fueron castigadas por Demetra y transformadas en Sirenas, criaturas mitad mujer y mitad pájaro. Una de ellas era Partenope, que sería enterrada en el litoral en el lugar donde se iba a fundar la antigua Nápoles de los griegos. El bajorrelieve de la Canefora, es hoy todavía visible bajo el arco que pasa por la calle, a nivel del pavimento, junto a la tienda de Aldo, un artesano que desde hace muchos años, además de su arte, custodia también este antiguo tesoro olvidado.

La tradición del pesebre napolitano

La representación típica del pesebre napolitano está tradicionalmente ambientada en el siglo XVIII, y representa un aspecto cultural que, más allá de la simple tradición, representa un verdadero estilo de vida. La primera documentación del pesebre napolitano se remonta al 1021, pero sabemos que en el siglo XVII el pesebre se impuso con fuerza en la tradición napolitana, pasando de una simple representación de la gruta de la Natividad a una compleja y riquísima representación barroca, donde el elemento profano se hizo cada vez más amplio y detallado. Entonces aparecieron casas y tabernas, tiendas llenas de frutas, verduras y carnes, y se formaron extraordinarias representaciones urbanas, completamente similares al aspecto de una ciudad de aquella época, pobladas por figuras que vestían trajes del siglo XVII.

A lo largo de los siglos, por lo tanto, esta tradición ha llegado hasta nuestros días – aunque ha perdido la magnificencia de los orígenes en la era del plástico – manteniendo casi inalteradas sus características básicas. Hay que señalar que, junto a los miembros de la Sagrada Familia y a los Reyes Magos, el belén napolitano flanquea por tradición a algunos personajes que se han convertido en puntos de referencia para cada equipamiento: Benino, el pastor que se despierta al anuncio angélico del nacimiento de Jesús; Cicci Bacco, el tabernero o vinatero; el grupo compuesto, entre los muchos, por los doce vendedores – uno por mes del año – entre los cuales el charcutero, el vendedor de castañas, el panadero, el frutero, el pescadero. El ejemplo más extraordinario de belén monumental es sin duda el Pesebre Cuciniello, custodiado en el Museo Nacional de San Martino, que cuenta con 173 personajes humanos, diez caballos, 42 ángeles, más de 300 objetos de ornamento e incluso dos monos.

File:Napoli s Martino Presepe Cuciniello 1050047.JPG - Wikipedia
wikipedia

Por supuesto, el mejor momento para ver a San Gregorio Armenio es la Navidad, para asistir al espectáculo más hermoso y atractivo, pero es posible ir durante el resto del año al descubrimiento de las tiendas, y observar también a los maestros en la obra, Intentando moldear la loza para crear pastores. Estos extraordinarios artesanos, además, son las personas más indicadas para recibir consejos sobre todo lo referente a la tradición de pesebre, incluidos los nombres, los roles y los simbolismos vinculados a cada pastor.

Foto de portada: italotreno

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close