Search

La historia de la Caravana

 

Una nueva y diferente forma de concebir el viaje: libre de obligaciones, reservas y horarios. Esta es la esencia y el significado de una forma fascinante de turismo, itinerante y al aire libre, en constante crecimiento en Italia y que, en los últimos tiempos, siempre ha atraído la mayor atención de la prensa. Símbolo de vacaciones slow, mucho más conectado al territorio que cualquier otro medio, la caravana es para los fanáticos un estilo de vida real, un enfoque de viaje que en el Belpaese cuenta con alrededor de 5,6 millones de turistas al año. Pero ¿cuándo y cómo se originó?, ¿cuál es su historia? ¡Hagamos un salto atrás en el tiempo!

Los diccionarios modernos definen la caravana como un «vehículo equipado con alojamiento» o incluso «vehículo de recreo equipado para acampar durante el viaje». Sin embargo, las primeras caravanas se utilizaron para fines prácticos en lugar que recreacionales, tales como proporcionar refugio y alojamiento a las personas que viajaban, a los artistas en busca de una audiencia, a artesanos en busca de clientes distantes o simplemente errantes en busca de nuevo hogar. Alrededor de 1810, en Europa se construyeron vagones para el transporte de personas y mercancías en los que también era posible alojarse, utilizados  en Inglaterra desde 1820 en su mayoría por artistas de la calle y de circo. Los primeros que empezaron a vivir en caravanas (vardos), fueron los gitanos a partir de 1850.

El ancestro de la caravana es la roulotte, la invención de la cual se remonta a 1885 en Inglaterra, a través de la obra de Gordon Stables que, a través de una empresa especializada en la construcción de ferrocarriles (vagón de pasajeros), construyó una caravana de seis asientos tirados por caballos. Dentro de la cabina había una cocina, una mesa y un sofá cama. Sin embargo, tenemos que esperar hasta 1920 para ver las primeras autocaravanas realizadas en vehículos de motor, hechos a manos y diseñados para clientes ricos.

En 1921, basándose en modelos automovilísticos de la Ford, la empresa estadounidense Campingcar creó lo que se considera el primer ejemplo de caravana de uso turístico, equipada con cuatro camas y una mesa. Después de la Primer Guerra Mundial comenzaron a circular diversas caravanas remolcadas por vehículos, mientras que las caravanaseran tan solo para unos pocos. Aún así, ya desde 1950 era muy común ver furgones equipados como caravanas, aunque muy simples en su interior. El mejor ejemplo de furgones adaptados como caravanas es el Bedford.

Si le preguntas a un campista experto cuál es el medio que ha marcado la historia de la caravana en el mundo, responderá sin vacilación la Westfalia. La empresa alemana, de hecho, desde 1951 comenzó a desarrollar su propio modelo de caravana capaz de superar en el tiempo las tendencias de diferentes épocas. Con la transformación de una furgoneta pequeña producida por Volkswagen, se obtuvo una caravana con una carcasa interior de cuatro camas y, desde 1961 comenzaron a producirse en serie desde la planta alemana los primeros modelos.

Ese mismo año, la compañía italiana Arca produjo el modelo Noè, convirtiéndose desde ese momento en un referente en la producción de caravanas en Italia. En la actualidad, las caravanas están diseñadas meticulosamente tanto por dentro como fuera, equipadas con todas las comodidades, como una casa, pensadas para todas las situaciones climáticas y una gama de accesorios que permiten una gran autonomía sin la necesidad de estructuras específicas en los lugares donde se detienen.

 

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close