Search

Ferrara, Elegancia Renacentista

Primera ciudad moderna y uno de los señoríos más importantes y culturalmente fundadores del Renacimiento Italiano, Ferrara fue una de las capitales europeas de la cultura, el arte, la política, la gastronomía, así como un punto de referencia para artistas, poetas y cantantes. La dinastía Este, gran familia de patrones excéntricos y cultos , que fue capaz de convertir en tres siglos un centro rural en una obra maestra del Renacimiento desclarada Patrimonio de la humanidad.

Bajo el dominio de la familia de Este, de hecho, Ferrara disfrutó de sus siglos de mayor florecimiento, alojando los personajes más reconocidos del ámbito del arte y la literatura y, a su vez, desarrollando un papel principal en muchos campos. Un paseo por el barrio medieval, con sus calles estrechas características y la espléndida catedral, un paseo en bicicleta entre  las paredes del renacimiento que han mantenido intacto su aspecto original y una inmersión en los lugares que celebran los auténticos sabores tradicionales son algunas de las cosas que no puedes perderte si visitas esta hermosa ciudad. La tradición culinaria de Ferrara tiene sus raíces en la época medieval, con platos típicos realmente para ser disfrutados.

Entre los platos de la cocina típica de Ferrara se encuentran desde luego los Cappelletti, que se distinguen de los tortellini bolognesi, tanto por el relleno como por la forma; pero los que sin duda destacan son cappellacci di zucca, caracterizados por su particular forma de sombrero (cappello) con un relleno de calabaza violina que, por su dulzura, crea un sabor agridulce excepcional, una verdadera maravilla para el paladar.

Para descubrir y saborear estos platos especiales, sugerimos la Trattoria Il Mandolino, local muy característico con ambiente acogedor y un poco rústico que acompaña a los aromas de la cocina casera auténtica. Si prefieres en cambio, un lugar más moderno pero siempre vinculado al respeto por la tradición, el Ristorante Ca’d’Frara es el lugar para ti. Situado en el centro histórico, se pueden deleitar los embutidos típicos Ferrara, como la Salama da sugo IGP e la “Zia ferrarese” – un embutido típico de ajo- que acompaña muy bien con la famosa junto con la famosa Coppia ferrarese IGP, pan crujiente y quebradizo. La Salama da sugo es el producto estrella de la carnicería Salumificio Zironi & C, una empresa que, desde 1954, se distingue por la producción de embutidos frescos y curados conocidos en la zona por la calidad expresada en una unión perfecta entre tradición e innovación.

Platos tradicionales, pero también una amplia propuesta de vinos hacen de la EnotecaAl Brindisi, una visita obligada para los turistas que visitan Ferrara. ¡Es la bodega más antigua del mundo, frecuentada por personajes del calibre de Tiziano Vecellio, Nicolò Copernico, Torquato Tasso y Ludovico Ariosto!

Si en cambio eres muy goloso, no puedes dejar la ciudad sin haber probado la Torta Tenerina, la tarta de chocolate típica de Ferrara, tradicionalmente baja y de corazón suave y cremoso. Se puede comer en todas las pastelerías del centro, pero tata de parar en la Pasticceria San Giorgio o en la Pasticceria Caffè del Corso!

Entre las diversas opciones donde alojarse, Italian Traditions recomienda el Hotel De Prati, situado a pocos pasos del castillo Estense, que acoge a los huéspedes en alojamientos confortables, equipados con muebles de la época para conservar intacta la atmósfera de antigua posada; el Hotel Diamantina o el B&B Alle Giostre Antico Alloggio, un ambiente cómodo y agradable situado en un edificio del siglo XV justo en frente de las antiguas murallas renacentistas.

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close