Search

5 lugares para visitar en Milán

«Salir cuando Milan todavía duerme, verla adormecida y darse cuenta de lo hermosa que es antes de que empiece a agitarse y hacer ruido” cantaba Concato en la famosa canción Domenica bestiale. Ciudad de la moda y del diseño, Milán se ha establecido como uno de los destinos preferidos del Belpaese por los extranjeros. Cosmopolita, progresista, elegante y europea, es una ciudad que ofrece muchas oportunidades, atracciones, museos y eventos que satisfacen los más variados gustos. ¿Nunca has ido y quieres visitarla por primera vez? ¡Sigue la selección de italian Traditions de los 5 lugares que vale la pena visitar en Milán!

Cimitero Monumentale

Situado en la plaza con el mismo nombre, fue diseñado por el arquitecto Carlo Maciachini, combina un estilo de elementos bizantinos y góticos pero, sobre todo, el románico. La entrada principal consiste en la capilla conmemorativa – o el Templo de la Fama –  un edificio de estilo neomedieval de mármol y ladrillo. Se inició en 1864 y se abrió en 1866, momento en el cual el cementerio se había enriquecido con muchas esculturas italianas de género clásico y contemporáneo, como templos griegos, obeliscos y otras obras originales, como una versión reducida de la Colonna di Traiano. Considerado un verdadero «museo al aire libre» por el gran valor de sus esculturas, lápidas y todas las otras obras que la integran. Junto con las capillas de las grandes familias de la cultura y de negocios de Milán, hay muchas personas famosas que han vinculado sus nombres a la historia política y civil de Milán e Italia, incluyendo Manzoni, Quasimodo, Munari, Gaber y Carlo Cattaneo. (Para saber más, clica aquí)

Piazza Gae Aulenti

Inaugurado en diciembre de 2012, lleva el nombre del gran arquitecto y diseñador de Gae Aulenti y, sin lugar a dudas, se ha convertido en uno de los lugares preferidos por los milaneses – ideal para asistir durante el almuerzo o para leer un libro sobre el borde de la fuente. Un paso de Corso Como, un destino típico de la vida nocturna en Milán, Piazza Gae Aulenti se llena de vida por la noche gracias a la atmósfera creada por las luces de colores de las fuentes y el Solar Tree, un sistema de iluminación LED que se ilumina por la noche aprovechando la energía solar acumulada durante el día. La plaza es un desafío arquitectónico, un lugar de estética futurista, de espíritu europeo pero a su vez con concepto antiguo: el de la plaza como un espacio dedicado a las actividades productivas y de recreación. Desde aquí se puede disfrutar del horizonte de la ciudad. Son visibles, de hecho, las Torri Garibaldi y los rascacielos adyacentes al Bosque Vertical, el palazzo della regione, el Rascacielos Pirelli y el imponente UniCredit Tower. (Para saber más, clica aquí)

Colonne di San Lorenzo

Estamos ubicados en el Corso di Porta Ticinese 39, frente a la basílica de San Lorenzo Maggiore, en las antiguas columnas que se interponen en la plaza delante de esta magnífica iglesia. Representan una de las pocas ruinas de la época la Milán Imperial y constituyen un popular punto de encuentro nocturno entre los jóvenes Milaneses. Son un total de 16 columnas de mármol de siete metros y medio de alto de la orden corintio. Fueron construidas en la época romana, junto con los restos de lo que fue el anfiteatro, el teatro y los baños » herculean » del circo. Las columnas fueron transportados aquí en el siglo IV para formar un cuadrilátero frente a la basílica paleocristiana. Construida entre los siglos IV y V, la basílica es la iglesia cristiana más antigua con un diseño central en Occidente. Las columnas se construyeron originalmente a junto a las capillas de San Aquilino St. Ippolito a su derecha y con el pequeño mausoleo de San Sisto a su izquierda. (Para saber más, clica aquí)

Orto Botanico di Brera

Jardín de la ciudad histórica, esta joya desconocida se encuentra en el casco antiguo de Brera, en el interior del edificio el cual alberga el famoso museo, la Pinacoteca, la Academia de Bellas Artes y el Observatorio Astronómico. Fue establecido en 1774 por María Teresa de Austria, que quería que el antiguo jardín jesuita se convirtiera en una institución con fines educativos y científicos para los estudiantes de medicina y farmacia. A lo largo de sus frondosos callejones se pueden admirar árboles y especímenes centenarios que destacan por su tamaño imponente o por la inusual forma de sus hojas, frutos o tronco. Hay interesantes colecciones de plantas, tales como aquellas para fines medicinales – del género Salvia o una colección de bulbos de primavera sembrados con plantas perennes. El espacio se utiliza para muchas actividades como minicursos para niños y adultos, donde se puede aprender cómo preparar un jardín propio o cómo crear abono para un jardín sostenible. (Para saber más, clica aquí)

Chiesa di Santa Maria delle Grazie

Situada en el corazón de Milán, esta iglesia es una pieza importante de la arquitectura renacentista diseñada y construida por el arquitecto Bramante. Además, es un emblema de la religión católica, muy conocida por albergar el fresco de Leonardo da Vinci, La última cena. En 1980 fue incluida en la lista del patrimonio mundial ya que se trata de uno de los principales exponentes del Renacimiento. En ambos lados, la iglesia tiene siete capillas cuadradas en cada lado. El convento se basa en tres claustros,  rodeados por columnas. Con vistas al convento se encuentra la antigua Capilla de las Gracias, los pasillos del Locutorio y la biblioteca; en cambio, el lado sur, está totalmente ocupado por el refectorio, que contiene tanto la Crucifixión – obra de Montorfano, un pintor milanés- y la famosa Última Cena de Leonardo, la única pintura que aún se puede ver en la pared en la actualidad. (Para saber más, clica aquí)

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close