Search

¿Por qué visitar Cremona?

Si tienes poco tiempo para organizar tu próximo viaje, solo tendrás que leer esta guía para saber qué hacer en Cremona y cuáles son los mejores sitios para visitar en la ciudad.

Son 5 las visitas que no podrán faltar en tu recorrido de la ciudad lombarda. ¿Cuáles son?

Si tu sueño es visitar Italia, Cremona es uno de los lugares que no pueden faltar en tu lista. Ciudad relativamente pequeña, garantiza unas vacaciones completas ya sean orientadas a la naturaleza, a la cultura o a las tradiciones culinarias.

Vista panorámica

¿Qué me dices de empezar el tour viendo la ciudad desde lo alto? Si subes al Torrazzo tendrás una maravillosa vista panorámica de toda la ciudad, lo que puede ser muy útil para hacerte una idea de las calles y callejuelas que podrás recorrer.

Y si esta vista panorámica te ha gustado, puedes subir a lo alto del Duomo de Santa Maria Assunta, a pocos pasos del Torrazzo.

Ciudad de la música

Quizá no lo sabes, pero Cremona es una de las más famosas ciudades italianas capital de la música. Por ello, tienes que visitar el Museo del Violín, símbolo de la ciudad. En él encontrarás una serie de instrumentos que forman parte esencial de la historia de la música mundial, como por ejemplo los famosos violines Stradivarius.

Igualmente, podrás dar una vuelta por la casa del célebre músico y echar un vistazo a los talleres de los artesanos violinistas, cuya profesión es tan rara que recientemente se ha declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

Paseando por el Po

Para los amantes de la naturaleza, un paseo a lo largo del rio Po será una experiencia memorable. Además, si te gusta la bicicleta, podrás realizar este recorrido cómodamente en recorridos pensados especialmente para los ciclistas.

Si por el contrario tu objetivo es relajarte al 100%, podrás recorrer el río en una barca.

Para los más golosos

Si te entra hambre, puedes entrar en una de las numerosas pastelerías de la ciudad de Cremona y quedarte con la boca abierta ante tanta maravilla. Aunque será difícil escoger, el dulce típico de la ciudad es el turrón, que en noviembre celebra una fiesta dedicada exclusivamente a este dulce.

¡Pero los dulces típicos no terminan aquí! Además del turrón, tendrás el placer de dgustra la célebre mostaza cremonese, tanto en su versión dulce como en aquella ligeramente picante.

La tradición local acompaña la mostaza con el Gran Bollito Cremonese y con típicos quesos regionales como el Grana Padano, el Provolone Valpadana y el Salva Cremasco, todos denominación de origen.

Junto a los quesos se degustan los embutidos, como el Salame Cremona  y el Cotechino Vaniglia, estupendos para un aperitivo en el caso de que no sepas qué hacer en Cremona.

Un salto atrás en el tiempo

Si viajas con niños, tienes que ir al Parque de la Prehistoria de Rivolta d’Adda y conocer el fantástico mundo de los dinosaurios. Además de repasar un poco de historia, será la ocasión perfecta para pasar tiempo inmerso en la naturaleza junto a tu familia.

¡Ahora sabes qué hacer en Cremona! ¿Nunca ha sido tan fácil visitar Italia, verdad?

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close