Search

La Capilla Sixtina: una joya que admirar con la nariz para arriba

La Capilla Sixtina se puede admirar en Roma, en la Ciudad del Vaticano, dentro de los famosos y concurridos Museos Vaticanos. La Capilla Sixtina es uno de los más importantes monumentos sagrados italianos y, al mismo tiempo, una de las obras maestras artísticas más importantes. Dedicada a María Asunta al Cielo, la Capilla Sixtina forma parte del Palacio Apostólico y en sus paredes se encuentran las obras inmortales de Michelangelo Buonarroti, autor del famoso “Giudizio Universale “ (Juicio Final). Su fama también está ligada al hecho de que la propia Capilla es el lugar donde se celebra el Cónclave para la elección papal y las principales ceremonias oficiales del Papa.

La construcción de la Capilla Sixtina

CapillaSixtina-italiantraditions

Las primeras noticias sobre la existencia de una Capilla Papal datan de 1368. Sabemos que fue decorada por los pintores Giottino y Giovanni da Milano, innovadores en la escuela de Giotto. Sin embargo, se descubrió que no era el prototipo de la Capilla Sixtina, sino sólo un antepasado suyo. La Capilla Sixtina fue construida entre 1477 y 1481 a instancias del Papa Sixto IV de la Rovere, de quien tomó su nombre. Su historia comenzó bajo el pontificado de Sixto IV, cuyas intervenciones incluyeron la reconstrucción y decoración de la Capilla Palatina del Palacio Apostólico. El proyecto fue concebido por Baccio Pontelli, hacia 1473, y partió de los cimientos y paredes de la estructura anterior. Las obras fueron dirigidas por Giovannino de’ Dolci, y se terminaron en el verano de 1481. A esta fase siguió la decoración al fresco de las paredes y el 15 de agosto de 1483 se consagró la Capilla Sixtina con la primera misa dedicada a la Asunción de la Virgen María.

Los frescos

Del siglo XV se conservan los frescos sobre la Storia di Mosé (Historia de Moisés), la Storia di Cristo (Historia de Cristo) y los Ritratti dei Pontefici (Retratos de los Papas). Estas obras de arte fueron creadas por un equipo de grandes pintores formado por Pietro Perugino, Sandro Botticelli, Domenico Ghirlandaio y Cosimo Rosselli, que fueron apoyados por sus talleres y algunos colaboradores, entre ellos Biagio di Antonio, Bartolomeo della Gatta y Luca Signorelli.

La bóveda fue pintada al fresco por Pier Matteo d’Amelia, quien la cubrió con un cielo estrellado.

El Papa Julio II della Rovere, sobrino de Sixto IV, que en 1508 contrató a Michelangelo Buonarroti para que pintara la bóveda y decorara la parte superior de las paredes, solicitó nuevas intervenciones de decoración.

Las intervenciones, en realidad, no fueron dictadas por una obra de puro mecenazgo, sino que se hicieron necesarias después de que, en 1504, se abriera una larga grieta en la bóveda, haciendo fundamental la intervención del Arquitecto del Palacio, Bramante, para remediarla.

CapillaSixtina-italiantraditions

Entre 1508 y 1512 Michelangelo repintó la bóveda. La pared posterior sobre el altar fue terminada entre 1534 y 1541, dando vida a su obra maestra, el Juicio Final.

Desafortunadamente, las nuevas intervenciones borraron algunos de los frescos del siglo XV, como el de la Virgen Asunta entre los Apóstoles pintado por Perugino.

Durante la segunda mitad del siglo XVI también se reconstruyeron los frescos del Muro de Entrada, tras los daños causados por el derrumbe de 1522. Hendrik van den Broeck repintó la Resurrección de Cristo de Ghirlandaio, mientras que la Disputa sobre el cuerpo de Moisés de Signorelli fue reelaborada por Matteo da Lecce. Entre las otras representaciones presentes en el edificio, destacamos las Historias del Génesis: Creación, Caída del Hombre, Diluvio y Renacimiento de la Humanidad.

El Juicio Final

La obra de Michelangelo Buonarroti está destinada a asombrar por su grandeza y belleza. La composición del Juicio Final se centra en la figura de Cristo, representada en el momento anterior al momento del Juicio Final. Su gesto parece dar vida al movimiento rotativo que se compone de todas las demás figuras, entre ellas la Virgen, los Santos y los Electos, San Pedro, San Lorenzo, San Bartolomé, hasta llegar, en la banda de abajo, a los Ángeles del Apocalipsis que despiertan a los muertos al sonido de sus largas trompetas y, más abajo, a Caronte y a los demonios que empujan a los condenados hacia Minos, el Juez infernal.

CapillaSixtina-italiantraditions

La Capilla Sixitna es una de las obras maestras del patrimonio cultural y artístico italiano y, hoy en día, atrae a cientos de turistas de todo el mundo.

Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close