Search

Milán, Sombras de tradición e innovación

Capital de la Lombardía, Milán es también la capital de la moda y el diseño. Ciudad culta, moderna, vibrante y rica en belleza y obras artísticas, Milán es el punto de partida de esta semana que Italian Traditions dedicad a la Lombardía.

El símbolo de la ciudad de Milán, es sin duda la catedral (Duomo), el edificio gótico tardío, cuya cima, deteniéndose al pie de la famosa Madonnina, se puede disfrutar de una vista impresionante de la ciudad. A la derecha de la catedral se encuentra el Palacio Real, que ahora alberga exposiciones de arte, flanqueada por el Museo del Novecento del siglo XX, frente a la cual se puede admirar la famosa Galleria Vittorio Emanuele II, un pasaje para cruzar que da la bienvenida a sus antiguos interiores y lujoso restaurantes, bares y marcas de diseño. Paseando por la tribuna, se llega a la Piazza della Scala, donde se encuentra el teatro del mismo nombre (Teatro alla Scala), uno de los más importantes en el mundo. Desde la plaza, tomad  Via Manzoni y continuad hasta el cruce con una de las calles más prestigiosas de la ciudad, el cielo en la tierra para los amantes de las compras: Via Montenapoleone, que junto a Via Manzoni, Via della Spiga y Corso Venezia, es conocida como «cuadrilátero de la moda».

También vale la pena ver el Castello Sforzesco  del siglo XIII, hoy galería de arte de con obras de arte de valor único, cuyos patios se abren al parque Sempione, que con sus 47 hectáreas es el hogar de monumentos y edificios históricos, como el Arco della Pace y el Palazzo dell’Arte. En el lado opuesto del parque, se encuentra uno de los barrios más bellos y elegantes de la ciudad, Brera, con sus restaurantes, bares, tiendas de antigüedades y tiendas pintorescas. Otra visita obligada es el centro histórico y la zona de Navigli, zona portuaria hasta el siglo XIX, que aparece hoy en día como una de las zonas más características y con un ambiente más bohemio, frecuentados por los jóvenes amantes de la moda que a diario acuden a sus muchos locales. Pequeños restaurantes se entremezclan con tiendas vintage  y casual chic, mientras que detrás de las antiguas puertas surgen patios floridos abiertos que hacen de los canales y el puerto deportivo un paseo agradable y relajante.

¡Milán para ver pero también para degustar! Tómate un descanso de tu itinerario, entre sabores típicos, street food y ambientes rústicos y sofisticados.

¡Para una comida sabrosa y rápida, sugerimos dos destinos que no debes perderte! Ir en Via Santa Radegonda, cerca del Duomo,  y hacer cola para comprar los legendarios panzerotti de Luini, protagonistas de este local histórico que abrió sus puertas en el año 1949. Siempre en la misma calle se encuentra la que es, durante los últimos 50 años, la pizzería a porción (pizzeria al trancio) más popular de la ciudad. Se llama Spontini y tiene siete locales que ofrecen una piazza margherita tres dedos alta con una textura ultra suave. Si no eres muy aficionado al street food y quieres sumergirte en la antigua Milán, la de los sabores típicoss y con osterie, alejaros de centro y dirigiros hacia Porta Romana; aquí, en Viale Bligny, se encuentra la deliciosa Trattoria Amici Miei, de ambiente acogedor, informal y cordial, donde se come uno de los mejores cotolette alla milanese. También es muy aconsejado probar la Trattoria da Abele, cerca de Piazzale Loreto, el templo del risotto alla Milanese y la pequeña y popular osteria Crota Piemunteisa, a tiro de piedra de las Columnas de San Lorenzo.

¡Por la noche, uniros vosotros también a la moda milanese del aperitivo! Entre los numerosos restaurantes que ofrecen la fórmula buffet aperitivo, resaltan la Fonderie Milanesi, vieja fundición que se utiliza como un restaurante en la zona Bocconi, el Deseo Lounge Restaurant, lugar refinado a los pies del Arco della Pace y el bohemio y retro Mag Cafè en zona Navigli. Por otro lado, si buscais ambientes exclusivos,  destacamos Ceresio 7, con piscina en la azotea de inspiración neoyorquino y 10 Corso Como, un concept store  de ámbiente internacional con un lujoso bar-restaurante inmerso en el verde y ubicado en la calle peatonal del mismo nombre, la cual se ha convertido en uno de los centros del shopping y de las animadas noches milanesas, cerca de la Porta Garibaldi y  del nuevo barrio de Porta Nuova.

Entre las mejores heladerías de la cosmopolita ciudad de Milán recomendamos la Gelateria della Musica, en zona Colonne, I Gelati di Naninà en zona Sant’Agostino y Officine del Gelato, en Viale Monte Nero.
Write a response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Your custom text © Copyright 2018. All rights reserved.
Close